COMUNICÁNDONOS CUANDO HAY DIFERENCIAS

Se sabe que la comunicación es uno de los elementos más importantes para que la relación de pareja, funcione, ayuda a resolver problemas, a comunicar sentimientos, necesidades y también hacer planes. Por eso es tan importante siempre aprender a llevarla de la mejor manera. Pero sabemos que por diferentes razones muchas veces nos es difícil comunicarnos.

La conexión en la pareja así como el amor, se llegan a fortalecer cuando la comunicación se logra en los momentos de discusión, en estos momentos es cuando la fuerza de la relación se muestra. El doctor Gottman, experto en matrimonios, encuentro que las parejas que logran comunicarse cuando hay con respeto en el momento tenso, son las parejas felices y logran estar juntos más tiempo, que los que en esos momentos se tratan con desprecio o faltas de respeto.

Estos pasos nos pueden ayudar a mejorar la comunicación en pareja:

  1. Aprender a ser oyente activo: Cuando se da una discusión es más fácil están pensando en que se responderá a escuchar lo que nos están diciendo. Una forma para empezar a crear el habito de escuchar es darse tiempos con turnos, para que uno hable y el otro escuche sin interrumpir, luego de escuchar demostrar que se entendió lo que se escucho; esto es poner en práctica la comunicación asertiva.
  2. Quejarse sin crear ni tener culpa: Cuando hablamos criticando y señalamos los errores de la pareja, y pocas veces se enteran de cómo nos hace sentir las actitudes de la pareja. Hay que aprender a decir: “me siento… cuando tú haces…” de esta forma evitamos los “tu” y “siempre”; empezamos a hablar de forma específica y no generalizada.
  3. Responsabilizarse por tu parte: Asumir la responsabilidad de alguna acción o equivocación, ayudara a crear un ambiente de confianza y seguridad. Además es aprender a negociar y también resolver.
  4. Olvidar el pasado: Es común que cuando están discutiendo se recuerde el pasado, y el problema inicial se deja a un lado y se empieza a pelar por el pasado. Desenterrar esos conflictos solo abruma y molesta a la pareja, y da un ambiente de estar a la defensiva. Hay que aprender a hablar un tema a la vez para llegar a una solución.
  5. Aprender a darse tiempo de esperar: Muchas veces cuando una discusión está empezando a subir de voz, o están cerrados para escuchar, lo mejor es dar un tiempo de espera de 15 minutos hasta 5 días para volver a tocar el tema. Al estar más tranquilos se logra ver con claridad y también abierto a soluciones. Lo importante es que cuando pasa el tiempo dado, si se hable del tema para buscar soluciones o hacer nuevos acuerdos.
  6. Mostrar agradecimiento: Cuando estamos en una discusión o momento tenso, generalmente solo se piensa y recalca en lo negativo que está pasando, y recordando lo malo en pareja. Pero no hay que dejar de pasar por alto las oportunidades para agradecer las cosas positivas que también tiene la pareja. Esto hace que los momentos no sean tan tensos, y también recordemos él porque estamos juntos.

Cuando empecemos a mejorar la forma en que nos comuniquemos en pareja, la relación será más fácil de llevar, y también divertida. Además de aprender que una discusión no es un problema.

Responder