Datos de la sexualidad y orgasmo femenino

Para toda mujer su sexualidad es un gran misterio. Se cuenta con información sobre problemas médicos que se pueden tener, así como los nombres de la anatomía; pero se conoce poco sobre datos que pueden ayudar a mejorar la vida sexual, y la forma de vernos como mujeres.

  • Todas las mujeres pueden tener orgasmos: No hay incapacidad biológica que impida disfrutar de un orgasmo; el problema está en que no todas se dan el permiso de tenerlo. La tarea seria aprender a conocer el cuerpo para saber dónde y cómo disfrutarlo.
  • El tener una vida sedentaria atropella contra los orgasmos: Estar sentada la mayor parte del día, hace que los músculos de la pelvis se acorten, entonces no ayudan a estar relajados o relajados para el orgasmos. El mantenerse activa ayudara a que el clímax llegue más rápido. Hacer ejercicio 3 veces a la semana, o durante el día laborar tratar de caminar un poco más.
  • Las vaginas no son iguales: Tanto en forma y tamaño son diferentes, además de tener diferente cantidad y localización de terminaciones nerviosas. Así que es difícil el decir que todas sentimos igual, o disfrutan igual.
  • La hidratación es un punto esencial para el orgasmo: Ya que el cuerpo está compuesto principalmente por agua, cuando no está lo suficientemente hidratado alcanzar el clímax es más difícil porque no se llega a dar una lubricación total. Así que a tomar de 7 a 8 vasos de agua al día.
  • Los tacones puede que no sean los mejores aliados: Algunos tacones, los muy altos pueden provocar contracciones en el piso pélvico, los cuales cuando se quiere dar el orgasmo no se logran contraer, o no se contraer con la facilidad que se quisiera. Así que aunque la coquetería puede ser tentadora, hay que valorar más la comodidad y el placer de un orgasmo.
  • La autoexploración ayuda al orgasmo: Cuando una mujer espera que sea el hombre que sepa todo sobre cómo darle placer, está dándole el control de su cuerpo y su sexualidad. Así que cuando una mujer quiere empezar a tener control sobre su sexualidad, debe aprender a conocerse y disfrutarse. La masturbación es una forma muy clara y básica para empezar a tenerla.
  • Autoestima… la clave para el orgasmo: La autoestima es que tanto nos queremos y apreciamos, y aquí incluye el cuerpo; que es el gran obstáculo de muchas mujeres. Hay que empezar por apreciar cada parte del cuerpo, sin criticar, solo apreciar, para luego admirar. Cuando una mujer trata bien su cuerpo, y se acepta como es, será más fácil dejarse disfrutar en la cama con la pareja y lograr el buscado orgasmo.

 

La sexualidad es parte de nuestra vida, y como parte de ella, mientras más la conozcamos es más fácil el disfrutarla, y sacarle el mejor provecho.

 

Responder