SITUACIONES PARA TOMAR EN CUENTA EN LA INTIMIDAD

La intimidad física es el espacio de la pareja, donde se deben sentir mas cómodos, donde también pueden sentirse cuidados y sin miedos. Es por eso que al inicio de la relación, todo se vuelve prueba y error. El descubrir en cada encuentro que es lo que gusta, que se disfruta y como lograr el placer de la pareja. Es una etapa donde la pareja se va acoplando y también va aprendiendo sobre lo que gusta y no gusta, sobre como acoplarse en todos los ámbitos de la pareja.

En el área de la intimidad física, como prueba y error, lo más importante es tener antes una buena comunicación y saber sobre el sentimiento que es la base de la relación, esto para crear el ambiente de confianza y poder resolver los inconvenientes que se van dando mientras se van conociendo.

En esta etapa se puede dar momentos o situaciones que lleguen a ser diferencia, aquí algunos ejemplos para tomar en cuenta.

  • Usar algo que incomode a la pareja: Esto puede ser desde algunos juguetes a disfraces. Si se habla en pareja sobre usar estos artículos puede ayudar, pero si se usa de sorpresa, y la personalidad de la pareja es reservada, puede asustarse o incomodarse. Otro detalle es si se usan de forma frecuente y a la pareja no le gusta, puede que las discusiones y molestarse vayan haciendo más largo el tiempo de querer intimidad, por miedo a otros enojos.
  • Productos o accesorios que pueden ser peligrosos o causar daño: Para usar lubricantes o aceites hay que tener seguro que sean seguros para el cuerpo y no causen reacciones. Para esto primero hay que usarlos en otras áreas, para descartar alergias. Cuando se trata de usar alguna bebida o comida, es esencial el no ponerlo en el área genital para evitar irritaciones. Con los objetos afilados o algún especial bordado, es preguntar primero a la pareja para saber si están de acuerdo. Porque de lo contrario puede traer problemas a la relación.
  • El desacuerdo en pareja sobre el uso de alguna prenda o accesorio, uno si quiere otro no: Cuando es el hablar algo que no gusta o hace sentir mal, lo ideal es siempre hablar de lo que SI gusta y disfruta; luego va el cómo se siente con la prenda que no agrada, y dar opciones. Asertividad; que me gusta, cual es el inconveniente y luego soluciones. Si se ataca de entrada, y no dan opciones, la comunicación se cierra, y no se logran soluciones.
  • Cuando alguna actitud en la intimidad incomoda: Es lo más delicado de hablar en pareja, porque muchas veces si depende de la personalidad de la pareja. Lo mejor es poner en practica la asertividad, porque es bueno siempre resaltar sobre las cosas positivas y que son agradables, para luego dar opciones de cosas que gustaría mejorar o cambiar, pero explicando bien el porqué esos cambios pueden ayudar a la relación.

Cuando se habla en pareja para solucionar o mejorara situaciones en la intimidad, lo que siempre hay que tomar en cuenta es no atacar a la pareja, porque no se sabe las razones por las que se tiene cierta actitud o acción. No se debe hablar en generalidades sino cosas específicas.

Cuando se logre tener la confianza para hablar sobre lo que incomoda y hacer acuerdos para mejorar, la relaciones mejorara y la intimidad será mejor y con mas disfrute.

Responder