ZONES EROGENAS MASCULINAS

Cuando se piensa en zonas erógenas en las mujeres se piensa que es todo el cuerpo, pero cuando es en el hombre se cree que solo en el área genital es lugar con la sensibilidad para crear una excitación. Pero ese es otro de los grandes mitos de la sexualidad masculina; ellos también tienen sensibilidad y placer en el resto del cuerpo.

Lo importante en para que cada encuentro sea inolvidable, es la diversidad en cada uno; y una de esas es descubrir que para ellos también las caricias son importantes además de que podremos descubrir las diferentes zonas erógenas que a ellos les despertara nuevas y mejores sensaciones.

Algunas de estas zonas importantes son:

  • El cuello: El cuello es sensible ante caricias suaves y diferentes; como puede ser con la lengua y los labios. Se puede ir dejando un rastro de saliva y luego ir succionando de poco a poco, eso provoca que la respiración se agite y logre que la excitación inicie.
  • El pecho: Aunque no tengan la misma forma erótica que los pechos de la mujer, si tienen mucha sensibilidad, por eso no a todos los hombres les gusta que se acaricie por ahí. Por eso en esta área es bueno usar la lengua de forma suave y no los dientes. Se puede iniciar con la yema de los dedos acariciando el pecho y los pezones, se puede ir subiendo y bajando hasta el ombligo; luego hacer lo mismo con la lengua moviéndola en forma de círculos ligeros.
  • El Cuero Cabelludo: Tanto en hombres como mujeres es un área muy sensible, y tanto una caricia suave como una un poco más firme, causa reacciones de excitación y placer. Así que dar un delicado masaje con la yema de los dedos mientras los labios dan besos en otros lados del cuerpo.
  • Los Labios: Un beso suave, delicado, tierno, salvaje o erótico, pueden llegar a provocar muchas reacciones, lo ideal es preguntar qué tipo de beso provoca que, y también cual y como le gusta. Porque es la forma cómo podremos conocer a la pareja, para poder darle lo que necesita para lograr una reacción. Los labios si llegan a ser una zona erógena, lo único seria conocer la forma de besar para provocar la reacción que necesitamos para empezar la acción.
  • Manos, Brazos y Axilas: Dar besos largos en todo el brazo, y seguir con las manos, hacemos que vayan dejando a un lado el estrés que se acumula en esas áreas. La zona de las axilas es supere rotica y tan sensible que en los hombres provoca una erección inmediata. Además de la boca, estas áreas se pueden acariciar con las manos y aceites para masajes donde además de un buen aroma, ayuda a dar diferentes presiones para acariciarla.
  • Piernas y pies: Así como en los brazos, las piernas también tienen muchas terminaciones nerviosas que por eso también son una zona erógena. Llegando a los genitales, la parte interna de los muslos, es muy sensible y acariciarla delicadamente, provoca una excitación máxima, porque espera en qué momento subirás con las caricias. En los pies hay áreas especificas para llegar a provocar diferentes reacciones, reflexología, pero aunque no se sepa que áreas es cual, el solo acariciarlos con aceite y darle un pequeño masaje, llega a relajar y estar dispuestos para la demás acción.
  • Área genital (pene y testículos): Estos son los lugares que sabemos siempre provocaran una excitación. Lo importante es no enfocarse solo en ellos en la relación, y tampoco de primero, porque todo se llega a acelerar y se pierde lo bonito de cada encuentro.

Como mujeres estamos siempre pidiendo que sean delicados, que nos den tiempo y también que haya mucho juego previo, primero que tenemos que darlo tiempo, es comenzar con el ejemplo.

Con estos puntos y zonas erógenas, es hora de poner manos y boca a la obra y lograr que cada encuentro sea diferente, sin dejar a un lado que algo que a ellos les encanta es que tomemos la iniciativa y seamos originales. Hay que perder el miedo a ser sexuales y empezar a jugar.

 

Responder